Un jardinero muerto podría haber cobrado venganza desde la tumba

La policía alemana sospecha que un jardinero es responsable de matar a un hombre y herir a otras dos personas desde la tumba.

Bernhard Graumann, de 59 años, fue encontrado muerto por causas desconocidas en su casa en Mehlingen, en el oeste de Alemania, el viernes.

Más temprano ese mismo día, un médico de 64 años resultó muerto por una explosión que parecía ser por una bomba oculta afuera de su consultorio en Enkenbach-Alsenborn, dijo la policía local en un comunicado.

Se cree que el doctor, quien no ha sido identificado, hizo detonar el explosivo cuando se agachó para recogerlo, dijo la policía.

Dos días después, una madre y su hija resultaron heridas cuando un tronco que parecía haber sido manipulado explotó en una estufa de leña en Otterberg, a menos de 10 kilómetros. La mujer más joven, quien no ha sido identificada, permanece en el hospital y su condición no sería crítica.

La policía de la región del Palatinado Occidental ha vinculado ambos casos con Graumann, quien se dice que tuvo una “mala relación” con las víctimas, con las que tuvo discusiones en el pasado. La muerte del jardinero está actualmente bajo investigación, en espera de los resultados de una autopsia.