Protege tu cuenta de WhatsApp de los hacker sin dejar puertas abiertas en el móvil

Los expertos en el tema aseguran que la mayoría de las situaciones de riesgo de hackeo en los móviles se producen por malos hábitos de los usuarios.

Todo dispositivo inteligente conectado a internet es susceptible de ser “hackeado” y la app WhatsApp no es la excepción.

Los expertos en el tema aseguran que la mayoría de las situaciones de riesgo de hackeo en los móviles y teléfonos inteligentes se producen a partir de los malos hábitos de los usuarios, que dejan “puertas” abiertas y que son aprovechadas por los ciber-delincuentes.

La técnica más usada por los hackers es engañar al usuario a que le entregue el código de verificación necesario para confirmar la pertenencia del perfil de la aplicación.

Este ataque es conocido como “phishing” o suplantación de identidad. Algo muy habitual y extendido que consiste, básicamente, en engañar a la víctima.

Consejos útiles y fáciles para proteger  WhatsApp

Ahora, WhatsApp se ha blindado con la incorporación de diferentes medidas de seguridad extra; siendo las más destacables la verificación en dos pasos y también el cifrado punto a punto de todas las conversaciones.

La verificación no falla

Para mayor seguridad, WhatsApp incluye entre sus funciones un sistema de verificación de dos pasos, que viene desactivado por defecto.

Es una opción muy usada porque en el momento en el que vuelves a registrar tu número de teléfono móvil requerirá un código numérico, un PIN, para poder continuar con el proceso. Permitiendo, de esta manera, evitar que extraños te usurpen la identidad.

Nada de clic a enlaces sospechosos

Si recibes algún enlace extraño o sospechoso lo mejor es no abrirlo. Tampoco se debe introducir ningún dato personal (mucho menos las contraseñas) desde una página extraña que nos envíen por WhatsApp. Esto puede tratarse de un ataque ”phishing”.

No vincules la cuenta con otras apps

Es una recomendación muy simple: no vincules ninguna aplicación de terceros a WhatsApp. En los últimos años se ha demostrado cómo algunas herramientas aparentemente inocentes permiten extraer información y datos sensibles de una app a la que se conecta.

Nunca compartas el código

En el momento en el que descargas y registras WhatsApp e introduces el número del móvil inteligente es necesario decirle al sistema, por medio de un código de verificación (que se recibe generalmente por un mensaje de texto o SMS), que eres tú el propietario de la línea.

Los ciber-delincuentes, a veces, envían un falso mensaje de que necesitan ese código de verificación para hacer una comprobación técnica. Si desconoces el número no se lo facilites a nadie.

Resguarda la seguridad de los mensajes

WhatsApp permite bloquear los mensajes por medio de un código de seguridad como la tecnología biométrica de reconocimiento facial o la huella dactilar. Esta opción se encuentra desde “Configuración” en el apartado “Bloqueo de pantalla”.

Con información de FayerWayer