Prostituta asesina a sus hijas porque “interferían” con su trabajo

Una mujer de 23 años, asesinó a sus dos hijas; primero asfixió a Lexi Draper, de tres años, luego estranguló a Scarlett Vaughan, de 16 meses, esto porque “interferían” en su labor como trabajadora sexual.

Louise Porton se ganaba la vida sosteniendo relaciones sexuales con hombres que conocía en línea y a quienes enviaba fotos y videos explícitos. La declararon culpable de dos cargos de asesinato.

En una declaración, Chris Draper, el padre de Lexi y Scarlett, dijo: “cuando perdimos a Lexi estábamos con el corazón roto y no podía creer que se hubiera ido. Luego nos sentimos devastados al enterarnos de que Scarlett también murió”.

La mujer afirmó que sus hijas murieron de forma natural, pero actuó como si no le importaran cuando se le informó de sus muertes, no lloró, ni siquiera se le veía triste, así lo declaró la policía.

Además se quedó con cara inexpresiva mientras los jurados emitían veredictos después de un juicio de cuatro semanas.

Cuando Lexi se encontraba internada en el hospital, poco más de una semana antes de su muerte, Porton se tomó fotos en topless y estaba organizando actos sexuales por dinero con un hombre que había conocido a través de un sitio web.