Presidente del BCR estuvo preso por estafa

El nuevo presidente del Banco Central de Reserva, Carlos Federico Paredes, estuvo detenido en abril de 2016 junto al exviceministro de Vivienda en el Gobierno de Paco Flores, César Alvarado, por presunta estafa en perjuicio de tres personas por un monto que sobrepasa los $300 mil.

Según la acusación, la Sociedad Lomas de Santa Elena, en Antiguo Cuscatlán, tenía un proyecto de lotificación y aseguraron a las víctimas que ellos eran los propietarios y otorgaron las promesas de venta sin número de matrícula registral de 20 lotes, donde los afectados iban a desarrollar un proyecto.

Paredes, como representante de la Sociedad Lomas de Santa Elena, dijo a las víctimas que era el propietario del terreno y para convencerlas les manifestó que una calle llevaba hasta el nombre de su madre.

Pero en el año 2010, un amigo de los afectados les dijo que había tenido problemas con la referida sociedad ya que esos terrenos no eran de ellos, sino que del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA). Tras esa información, las tres víctimas aseguran que visitaron a Paredes y Alvarado, quienes les confirmaron que los lotes eran del IPSFA, pero que esa institución les iba a reconocer y hasta la fecha los más de $300 mil que le entregaron a Paredes no se  los han reembolsado y por eso el caso llegó hasta sede fiscal donde se configuró,  según el Ministerio Público, el delito de estafa agravada.

Paredes quedó en libertad con medidas sustitutivas luego de pagar $25,000 de fianza y su proceso fue enviado al Juzgado 2o. de Instrucción de Santa Tecla.

Carlos Federico Paredes fue asesor de la presidencia de CEPA y gerente de concesiones del Puerto La Unión durante el gobierno de Mauricio Funes; luego en el gobierno pasado se desempeñó como director de exportaciones de PROESA.