Por descuido de la madre muere un bebé que cayó en un balde de agua hirviendo

El pequeño Daniil Chernenko, de solo once meses de edad, murió tras pasar varios días internado en un hospital de Ucrania. El bebé tenía el 80 por ciento de su cuerpo quemado al caer en un balde de agua hirviendo.

La madre del niño, Tetyana Chernenko, se disponía a darle un baño. La mujer pensaba intercambiar agua fría e hirviendo de dos cubos de 10 litros antes de lavarle en una bañera de bebé, que había situado en una mesa de la habitación.

Con el cubo de agua hirviendo en el suelo y el bebé en la mesa, la mujer fue a preparar el frío. En ese momento, Daniil se movió y se precipitó. Ante el ruido, Tetyana acudó rápidamente a la habitación donde había dejado al niño y le encontró en el interior del recipiente de agua caliente.

“Lo abracé, lo envolví con un paño de algodón. Cuando lo desenvolví me di cuenta de que su piel se estaba desprendiendo”, expresó, según publica el diario británico Daily Mail.

El bebé fue trasladado a un hospital de Odessa, donde ingresó en un estado crítico ya que tenía quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. Katherine Nozhenikova, una voluntaria de una organización, publicó las fotos del menor en Facebook para conseguir lograr fondos para financiar su tratamiento.

La gravedad de las heridas provocó al niño un dolor incesante. Tanto, que el pequeño se quedó ronco de llorar, según indicaron desde el propio hospital. Once días después, Daniil falleció.