PNC presentó a Cora y Flirt dos oficiales caninos especializados en detección de restos humanos

La Policía Nacional Civil (PNC), a través de su vocero oficial Comisionado Vladimir Cáceres presentó en conferencia de prensa a Flirt y Cora dos oficiales caninos los cuales están altamente entrenados en la detección de restos humanos como tejidos y fluidos en descomposición, sangre y huesos, asimismo, han sido capacitados 2 agentes de la División Antinarcóticos (DAN) con los cuales se forman binomios o equipos de trabajo para detección de restos humanos.


La Academia Canina (K9), de la PNC nace en el año de 1994 y en el 2004 se fortalece con equipamiento, nueva camada de perros, además, se capacita al personal para que estos puedan adiestrar de mejor manera a los caninos a los cuales se les especializa en tres áreas: detección de droga, dinero y a partir del 2017 se agregó la detección de restos humanos con lo cual la K9 da un salto de calidad.


Cabe destacar que, según informó el oficial Cáceres, estos perros fueron entrenados durante tres meses en el año 2016 para poder dotarlos de todas las técnicas en cuanto a la detección y en 2017 comenzar a trabajar en tierra y agua. (Lagos, ríos, laderas, zona rural, montaña entre otros).
“De 127 búsquedas que se han realizado desde el 2017 hasta marzo de 2019, 12 de estas han sido efectivas” informó el vocero oficial al referirse a la importancia que estos canes en cuanto a la búsqueda de restos humanos y resolver investigaciones.


Uno de los casos emblemáticos donde se contó con el apoyo de los canes y los instructores policiales especializados, fue el año 2015, donde dos jóvenes habían desaparecido en San Luis Talpa, siendo encontrados en el 2018 en la zona rural de San Luis talpa, La Paz, gracias a la pericia de los caninos que detectan los olores en un área de 500 metros.


La academia canina cuenta con 34 perros en total entrenados en la detección de marihuana, cocaína, drogas sintéticas como éxtasis y metanfetaminas además de poder detectar dinero que es transportado de manera ilícita en maletas o lugares escondidos.


Los instructores fueron capacitados por parte de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, multiplicando este trabajo en otras áreas, como en la División de Armas y Explosivos (DAE), con la localización de artefactos explosivos.


“Es un logro saber que contamos con perros que tienen este tipo de habilidades ya que esto viene a mejorar el trabajo investigativo de la institución”.
Los canes cuentan con un memorial donde yacen 26 oficiales caninos que trabajaron junto a su instructor policial a dar duros golpes al narcotráfico y otros delitos.

Dejando un trabajo especializado a la institución policial.Finalmente, el comisionado Cáceres colocó una placa policial a Cora quien exitosamente detectó en un lugar abierto una muestra de fluido similar al de un ser humano.