París concede ciudadanía de honor a Lula

Tras una votación del concejo municipal de la capital francesa, se determinó que el líder del Partido de los Trabajadores debía ser reconocido por su compromiso en favor de la reducción de las desigualdades sociales, el cual “facilitó a cerca de 30 millones de brasileños salir de la extrema pobreza y acceder a los derechos y servicios esenciales”.

La alcaldía de París concedió este jueves la ciudadanía de honor al expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, como reconocimiento a su compromiso en favor de la reducción de las desigualdades sociales y económicas en Brasil.

Este compromiso “facilitó a cerca de 30 millones de brasileños salir de la extrema pobreza y acceder a los derechos y servicios esenciales”, subrayó la alcaldía de París, tras una votación favorable del consejo municipal”, indica el comunicado emitido por la administración de la capital francesa.

El mandatario de Brasil entre 2003 y 2011, de 73 años, cumple actualmente una pena de ocho años y diez meses de prisión por corrupción y blanqueo de capitales.

La alcaldía parisina apuntó que con su acción en apoyo de los desfavorecidos, el líder petista, que clama su inocencia, ayudó a sacar de la extrema pobreza y a acceder a derechos y servicios esenciales a unos 30 millones de brasileños.

Además añade que el expresidente destacó también “por su política voluntariosa de lucha contra las discriminaciones raciales, particularmente marcadas en Brasil”.

La concesión de la ciudadanía de honor fue aprobada por el Consejo de París, el órgano plenario del consistorio de la capital francesa, en línea con su defensa de los derechos humanos y del libre ejercicio de los cargos públicos.

El exmandatario siempre ha dicho que fue víctima de un complot político para impedirle que regrese al poder cuando era uno de los favoritos en la elección presidencial de octubre de 2018, que ganó el candidato del PSL, Jair Bolsonaro.

Con información de La Tercera