Ocho años de cárcel a dos policías por robo agravado en Chalchuapa

Juan Francisco Jacobo y Heidy Astrid Rivera Menjívar, ambos miembros de la Policía Nacional Civil (PNC), destacados en la División Central de Investigaciones;  fueron encontrados culpables del delito de Robo Agravado, y sentenciados a cumplir una pena de ocho años de cárcel, cada uno de ellos.

Hecho ocurrido el 31 de octubre de 2015, alrededor de la 11:00 de la noche, cuando la víctima, circulaba como pasajero junto a un amigo, en una motocicleta conducida por este último, en las cercanías del mercado de la ciudad de Chalchuapa, departamento de Santa Ana.

Según la relación de los hechos el día y hora establecidos se encontraban seis agentes de la División Central de Investigaciones, quienes se encontraban con la misión de perseguir el delito de Contrabando, cuando vieron a la víctima y su acompañante pasar en una motocicleta, a quienes les hicieron señal de alto, la cual no acataron, por lo que tres de los policías, entre ellos los dos condenados iniciaron una persecución.

La persecución que duró aproximadamente 15 minutos, las víctimas se incorporan en la calle a El Coco, de Chalchuapa, y la víctima utilizando un arma de fuego realiza unos disparos, hacia un costado, por lo que los agentes Jacobo y Rivera realizan “disparos disuasivos”, en esos momentos el conductor de la motocicleta pierde el control y caen al suelo, el agente que conducía detiene la marcha de la patrulla y no se baja, únicamente se bajan los agentes Jacobo y Rivera, intervienen a los dos sujetos que se conducían en la moto.

Al bajarse de la patrulla los dos agentes los levantan y los golpean en su cuerpo, incluso la imputada Rivera Menjívar los amenazaba de muerte,  los registran y le sustraen a la víctima un arma de fuego, tipo pistola calibre 9mm, propiedad del mismo, la cual portaba en un bolsón, Jacobo le pide los documentos de propiedad, la víctima le entrega la licencia y matrícula, y el DUI, los imputados se suben a la patrulla llevándose el arma, tres cargadores y 28 cartuchos para la misma.

Después de la intervención el agente que se quedó en la patrulla les pregunta a sus compañeros que había sucedido, respondiéndole Heidy que “el arma andaba legal”, por lo que no proceden a la detención de los sujetos, regresan a traer a los compañeros que habían quedado en el mercado de Chalchuapa, al día siguiente Jacobo les dice a todos los del equipo policial “Ahí esta es mier…”. Después del hecho se giran las ordenas de detención administrativas.

El Juez Segundo de Sentencia de Santa Ana,  falló en contra de los policías  Juan Francisco Jacobo y Heidy Astrid Rivera Menjívar, y los condeno a ocho años de prisión.