Militares golpean a migrante hondureño que trabajaba como albañil para que aceptara ser otra persona

Un migrante centroamericano, que trabaja como albañil en el estado de Nuevo Laredo, México, frontera con Estados Unidos, fue plagiado por personal militar y durante varias horas lo torturaron, para que “confesara” ser otra persona, a quien andaban buscando.

Juan M, A., de 43 años, oriundo de la de Honduras y con residencia en la colonia Mirador, se encuentra con múltiples lediones, con una probable fractura de cadera, internado en el Hospital General.

De oficio albañil, Juan caminaba la noche del martes con destino a su domicilio, luego de una larga jornada laboral. Al ir por la calle Macario Zamora entre Perú y Venezuela, observó al personal militar en un vehículo blindado y dos camionetas-patrullas.

Los soldados detuvieron a Juan M, A., diciéndole que se parecía a uno que iban siguiendo, y aunque él señaló que venía de trabajar de una obra en construcción, donde labora como albañil, no le hicieron caso.

Subieron al hombre a la fuerza al vehículo blindado, en donde lo estuvieron “interrogando”, golpeándolo con las culatas de sus rifles, y dándole toques eléctricos con la llamada “chicharra”.

A las autoridades ministeriales, Juan M. A., les señaló que los militares tenían cubierto el rostro.

Los soldados pretendían que el albañil “confesara” ser la persona a quien ellos buscaban, por lo que continuaron la tortura, hasta que se desmayó.

A la media noche del miércoles, lo abandonaron en el cruce de las calles Monterrey y Anáhuac.

Un ciudadano lo auxilió, y se comunicó para pedir una ambulancia que lo trasladó al Hospital General, donde quedó internado en el área de Urgencias.

Elementos de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, recibieron el reporte la mañana del jueves, por personal de guardia del hospital, e iniciaron una carpeta de investigación en torno a estos hechos.