Le hicieron una liposucción fallida y vea cómo se le pudrió la carne [Fotos]

Beatrix Searles se practicó una liposucción la cual tuvo un resultado fatal y como consecuencia, se le terminó pudriendo la carne.

Esta mujer confesó que en esta operación, que casi la mató, gastó $ 4,200 (£ 3,300), la cual se trataba de la remoción de grasa no deseada de su abdomen, piernas y espalda. La misma fue practicada en una clínica colombiana.

Después que fue dada de alta, notó que la piel del alrededor de su herida abdominal, comenzó a pudrirse y se volvió negra.

Se dirigió inmediatamente a el cirujano quién no le dio un diagnóstico específico. Sin embargo, se cree que luchó contra la “fascitis necrotizante”, enfermedad que da en la carne mal curada.

“Mi piel comenzó a tornarse negra y murió, estaba tomando tantos medicamentos para el dolor que no podía sentir nada, solo sabía que algo estaba realmente mal”, dijo.

Al pasar los días de su hospitalización, se reveló que las enfermeras de la clínica, no curaron sus heridas adecuadamente, lo que la dejó en riesgo de infección.

Para poder corregir esta operación y remover la carne muerta, fue sometida a siete cirugías, con las que pudo conseguir una mejor calidad de vida, pero no por completo, ya que la misma le dejó una gran cicatriz.

Con información de dailymail