Las últimas fotos de la legendaría ‘reina elefante’

Sobrevivió por más de 60 años y su belleza cautivo a todo el mundo.

Los elefantes son una de las criaturas más majestuosas del mundo. A pesar de medir cerca de 3 metros y pesar hasta 6,000 kilos, estos gigantes suaves, son conocidos por su empatía y fuertes vínculos familiares. Desafortunadamente, hay personas en el mundo que no ven la naturaleza apacible de estos gigantes y sólo ven un beneficio.

El informe realizado por ‘Save the Elephants’ estima que la población se redujo en un 62% entre 2002 y 2011; principalmente por la demanda de marfil en el Lejano Oriente.

A medida que el número de elefantes se desplomó a través de los año, muchos países pusieron un enorme esfuerzo en la conservación de los nimales. Tsavo Trust y Kenya Wildlife Service son sólo una pareja de muchos, y su misión es conservar y administrar la vida silvestre de la región.

Por esta misma razón, se asociaron con el fotógrafo británico Will Burrard-Lucas para demostrar la hermosa naturaleza de estos animales.

El fotógrafo recientemente compartió el viaje en su blog, detallando los esfuerzos. El tema clave de las fotografías de Burrard-Lucas, sin embargo, fue algo que realmente se destacó de la multitud de otros elefantes.

”Si existiera una reina de los elefantes, seguramente sería ella”, explicó Burrard-Lucas. La extraordinaria elefante con enormes colmillos, es de hecho uno de los pocos elefantes conocidos como tusker (o super-tusker), un tipo de elefante que tiene propiedades genéticas que le otorgan gran tamaño y colmillos grandes. Son raros y muy sobreprotegidos pues los cazadores furtivos los matarían enseguida.

Era flaca y vieja, pero avanzó con majestuosa gracia. Sus colmillos eran tan largos que rasparon el suelo delante de ella. Era como una reliquia de una época pasada “, recordó el fotógrafo la primera vez que puso sus ojos en la Reina Elefante.

F_MU1 vivió por más de 60 años y llevó una vida pacífica, logrando evadir el daño. “Su temperamento era suave y calmado. A veces se acercaba tanto a mí que podría haberla tocado” Burrard-Lucas detalló su experiencia con el gentil gigante.

Desafortunadamente, cuando Will tomaba instantáneas de los elefantes, una sequía en curso dificultaba la supervivencia de los animales, especialmente los jóvenes y ancianos. La comida escaseaba y probablemente fue un gran contribuyente a la muerte de la Reina Elefante un par de semanas más tarde.

Las tomas realizadas por Burrard-Lucas no sólo muestran lo majestuosa que era, sino que también celebra su larga y pacífica existencia. Es un testimonio de belleza y de conservación. Las fotografías aparecen en el nuevo libro de Will titulado ”La Tierra de los Gigantes”.

Con información de Nation