Isla de Komodo se cierra al turismo porque están robando sus dragones

El gobierno indonesio anunció que cerrará la isla de Komodo a los turistas el próximo año en un intento por evitar que la gente robe sus dragones.

En una reunión con el ministerio de medio ambiente y bosques la semana pasada, el portavoz de la administración provincial de Nusa Tenggara Este, Marius Jelamud, declaró que “la isla de Komodo se cerrará temporalmente en enero de 2020”. Se espera que el cierre sea de al menos 12 meses.

La decisión se tomó luego de que la policía de Java Oriental detuvo una red de contrabando que robó 41 dragones de Komodo (Varanus komodoensis) y trató de venderlos en el mercado negro internacional por 500 millones de rupias (unos 35.598 dólares) cada uno.

Akhmad Yusep Gunawan, jefe de la unidad de crímenes especiales de la policía de Java Oriental, dijo que 5 bebés komodos habían sido rescatados del grupo de los traficantes de animales.

“Los criminales tenían la intención de enviar los animales a tres países del sudeste asiático a través de Singapur”, dijo Yusep a los periodistas la semana pasada, según The Jakarta Post.

Las autoridades indonesias también arrestaron a 5 contrabandistas en Java por presuntamente traficar con dragones de Komodo junto con gatos, gansos, cacatúas y casuarios.

“El sospechoso vendió los (dragones) komodos en línea a través de Facebook”, dijo en una declaración el portavoz de la policía de Java Oriental, Frans Barung Mangera.

Estos animales son considerados como los lagartos más grandes del mundo, y son una de las especies más amenazadas del planeta. El Parque Nacional de Komodo, considerado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, se encuentra en Nusa Tenggara Oriental, y es el único lugar donde se pueden ver los reptiles en su hábitat natural.