INJUVE da la espalda a jóvenes rurales y les impide acceso a las instalaciones

Jóvenes provenientes de la zona rural y aglutinados en la Mesa Nacional de las Juventudes de la Asociación de Desarrollo de El Salvador (CRIPDES), exigieron al gobierno la continuidad del programa Jóvenes con Todo, ya que beneficia a la juventud más excluida.

CRIPDES trabaja con 260 comunidades en todo el país, por lo que exige al gobierno responda de manera inmediata a las necesidades y demandas de las juventudes rurales.

Zulma Mijango, representante de la Mesa Nacional de las juventudes de CRIPDES, afirmó que “el programa Jóvenes con Todo de INJUVE ha beneficiado en la prevención de la violencia y al rescate de espacios públicos, beneficiando a miles de jóvenes; con el cambio de gobierno consideramos que el proceso ha sido lento y afecta a los jóvenes que gozan del programa social”.

Asimismo, Leónidas Pérez, manifestó su preocupación ante “la desconexión del nuevo gobierno con los jóvenes en la zona rural”.

“Hay muchos jóvenes de zonas rurales que participan en los programas de becas y pasantías laborales, en el tema de empleabilidad y formación, entonces esa desvinculación es la que los tiene ahora preocupados, de qué va a suceder con el programa”, expresó Pérez.

Las demandas exigidas por los jóvenes rurales al gobierno se expresan en la continuidad del programa Jóvenes con Todo, que beneficia a miles de estudiantes; retomar la Feria de Juventudes denominada Juventour, cultura de paz y convivencia; honrar a los jóvenes pasantes del programa Jóvenes Con Todo, realizando el pago de sus viáticos que presenta un atraso; e implementar la aplicabilidad de la Ley y la Política Nacional de Juventud.

Al finalizar la conferencia, los jóvenes beneficiados con los programas del INJUVE se dirigieron a las instalaciones, donde se les negó el acceso.