¡Imperdible! El antes y después de Belinda [FOTOS]

Para nadie es un secreto que el aspecto físico de Belinda ha sido una constante transformación. Desde que la mexicana incursionó en el mundo de la televisión, enamoró no solo a los mexicanos sino también a los países donde sus series llegaban.

Años más tarde, la rubia se lanzó al estrellato con su primer disco «Belinda» que marcó récord en México, Estados Unidos y algunos países de latinoamérica.

Se convirtió en la actriz juvenil más querida en esa época. Pero los tiempos cambian y Beli también. Al llegar su adolescencia, empezó a dejar esa imagen tierna para buscar su propio estilo.

Pero no todo dura para siempre. Belinda dejó una gran carrera musical en pausa y se alejó del medio. Sin embargo, regresó para presentar la telenovela Camaleones, en donde la vimos mucho más grande y con el rostro ligeramente diferente.

Pero no todo dura para siempre. Belinda dejó una gran carrera musical en pausa y se alejó del medio. Sin embargo, regresó para presentar la telenovela Camaleones, en donde la vimos mucho más grande y con el rostro ligeramente diferente.

Justo cuando protagonizó la telenovela «Camaleones», se pudo apreciar que su rostro era menos natural que antes. Su nariz era demasiado pequeña y recta, al igual que su cara, que lucía muy afinada. Pese a que lo negó rotundamente, es notorio que la chica perdió volumen en su cara, gracias a que se afiló la barbilla.

Cuando entró al quirófano para mejorar el aspecto de su nariz y barbilla, Belinda aprovechó de pulir sus pómulos. En medios mexicanos aseguran que se extrajo un poco de grasa de la zona, ya que no le gustaba tener la cara redonda; posteriormente recurrió a un implante de pómulos para lograr ese efecto más refinado y alargado de su rostro.

Aunque Belinda siempre ha sido bastante delgada. Se rumorea que el abdomen tan plano que posee no es por ejercicio. A parecer, la rubia decidió someterse a una lipo para quitarse el exceso de grasa que pudiera tener en esa zona del cuerpo lo cual le ayudó a marcar aún más la cintura.

Si se hace una comparación de la parte trasera de la cantante, el cambio resulta bastante evidente. Hoy, la mexicana luce con mayor volumen, cosa que es difícil lograr con tan solo pocos meses de ejercicio.

Por naturaleza, Belinda no contaba con un gran busto. Razón suficiente para acudir una vez más al cirujano. Actualmente la cantante presume un busto firme y más redondo aunque de tamaño normal. Nada exagerado, de hecho, bastante adecuado para su cuerpo.

Se dice que la cantante además de las cirugías antes mencionadas, se sometió a un levantamiento de cejas y aumento de labios.

Con información de Noticia 24