Huía y saltó un muro: terminó con los intestinos de fuera

Debido a que intentó ingresar a un domicilio particular después de haber participado en una pelea, un sujeto terminó encajándose dos vigas metálicas en el estómago.

Este espeluznante hecho se presentó sobre el 23 y 24 Hidalgo, privada zona centro, frente a la antigua estación del ferrocarril, en México.

Al escuchar los gritos de una persona, los propietarios del domicilio llamaron al 911 para pedir ayuda.

De inmediato llegaron los técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Roja Mexicana, así como los elementos de la Policía Estatal, quienes retiraron al hombre de las vigas.

Asimismo, lo trasladaron hasta el centro hospitalario.

Por su parte, la propietaria del domicilio explicó que frente a su vivienda se encontraba el herido con otros desconocidos, participando en una pelea callejera, cuando éste al verse acorralado por sus agresores, intentó brincar el portón puntiagudo, terminando por resbalar y encajarse dos hierros en su cuerpo.

Finalmente, los uniformados se encargaron de peinar la zona para encontrar a los otros revoltosos sujetos; sin embargo, éstos decidieron darse a la fuga al observar la magnitud de la situación, en la que el sujeto está debatiéndose entre la vida y la muerte.