Hombre recibe 100 latigazos por sexo prematrimonial, se desmaya y es reanimado para seguir con su castigo

Entre las prácticas que se encuentran prohibidas en esta provincia de Indonesia están incluidos los juegos de azar, el consumo de alcohol y las relaciones sexuales homosexuales o prematrimoniales.

Un hombre indonesio que se desmayó mientras lo azotaban por tener relaciones sexuales antes de su matrimonio, fue reanimado para recibir el resto de su castigo antes de ser trasladado al hospital.

A pesar de la condena internacional, la flagelación pública es común para una variedad de delitos bajo la ley islámica local en la conservadora región de Aceh, en la isla indonesia de Sumatra.

Entre las prácticas que se encuentran prohibidas están incluidos los juegos de azar, el consumo de alcohol y las relaciones sexuales homosexuales o prematrimoniales.

Aceh es la única región de Indonesia, el país de mayoría musulmana más grande del mundo, que impone leyes religiosas, muchas de las cuales han despertado infinidad de críticas internacionales.

DESMAYADO POR LOS GOLPES

El jueves pasado, un hombre de 22 años, sentenciado a 100 azotes por el delito de sexo prematrimonial, le suplicó a un oficial de la Sharia enmascarado que dejara de golpearlo en la espalda con un bastón de ratán antes de desmayarse.

Fue reanimado y recibió atención médica breve para luego continuar con la flagelación. Posteriormente, dos guardias lo sacaron del escenario y lo llevaron a un hospital cercano para recibir tratamiento.

Los medios locales informaron que una mujer que fue azotada en un caso separado, también se desmayó.

“El hecho de que dos personas hayan sido golpeadas inconscientes hoy, en dos incidentes separados, es una acusación condenatoria de las autoridades que dejaron que esto sucediera bajo su vigilancia”, refirió Usman Hamid, director de Amnistía Internacional Indonesia, según informa Daily Mail.

Hamid considera que los castigos “crueles, inhumanos y degradantes” equivalen a tortura y pidió a las autoridades de Aceh e Indonesia que pongan fin a este tipo de actos.

Sin embargo, las flagelaciones suelen ser muy populares en la población. Unos 500 espectadores burlones vieron el castigo, muchos filmando en sus teléfonos mientras algunos gritaban “cada vez más fuerte”.

SEXO PROHIBIDO

El hombre había sido declarado culpable de tener relaciones sexuales con una mujer que también fue sentenciada a 100 latigazos afuera de una mezquita en el distrito de Aceh Timur.

Otro hombre con el que la misma mujer tuvo relaciones sexuales, también recibió 100 latigazos. “Esta es la consecuencia que deben enfrentar por violar la ley”, dijo el espectador Muhammad Yunus.

En julio, tres personas fueron azotadas 100 veces cada una por tener relaciones sexuales prematrimoniales, mientras que dos hombres atrapados teniendo sexo con niñas menores de edad también fueron azotados 100 veces el año pasado. Otras ofensas tienden a llevar docenas o incluso menos latigazos.

El desmayo es muy frecuente durante las sesiones de latigazos, donde a menudo hay una camilla esperando, en caso la situación se agrave.

LA LEY SHARIA

Aceh es la única provincia en Indonesia, el país de mayoría musulmana más poblada del mundo, que implementa la ley islámica, o Sharia, pese a que grupos de derechos humanos han criticado las palizas públicas, considerándolas como crueles.

Por su parte, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, ha pedido que termine, pero la práctica tiene un amplio apoyo entre la población mayoritariamente musulmana de Aceh, una provincia del extremo norte de Sumatra.

Esta provincia comenzó a implementar la ley de la Sharia después de obtener la autonomía en 2005, un intento del gobierno en Yakarta para sofocar una insurgencia separatista de larga data.

Como parte de ese acuerdo, Aceh se ganó el derecho de ser la única provincia indonesia en utilizar la ley islámica de la sharia como su código legal.

En octubre, los funcionarios de Aceh anunciaron que los cazadores furtivos que amenazan a orangutanes, tigres y otros animales salvajes en peligro de extinción podrían recibir hasta 100 latigazos bajo nuevas reglas.

Con información de Perú 21