Entre $10 y $25 por una silla para ver el traspaso de mando

Cada cinco años, El Salvador cambia de mando presidencial. Hoy la novedad es que se realizará en el corazón del centro histórico capitalino, por lo que los venderores ambulantes se preparan para ofrecer sus productos con la gente de a pie, con los que llegan a celebrar, a tomar fotos o simplemente circularán por la zona.

Sin embargo, hay un sector mejor organizado y es el de los negocios formales ubicados alrededor de la Plaza Libertad, la Catedral Metropolitana, Biblioteca Nacional y el Palacio Nacional.

Extranjeros y periodistas han cancelado $25 por un espacio en el Café La Catedral, a cambio de un “servicio ejecutivo” que incluye un desayuno compuesto por omelet, frutas, bebida, pan y café; y la vista directa hasta el Palacio Nacional donde podrán ver la toma de posesión.

Para los que desean algo “más modesto” y aunque sea “escuchar la bulla”, podrán pagar $10 y recibirán su espacio, pan dulce y una bebida.

Pese a que la cafetería no ha sido inaugurada, mañana funcionará. “saber que la gente paga para poder ver el evento, la magnitud de atraer personas que quieran ver y se desesperen por querer ver el evento histórico, estoy sorprendido”, dijo el gerente del negocio.