Enfermera adopta a anciana con cáncer abandonada por su familia: “Ella es mi niña”

Al ver el estado en que doña María se encontraba bajo el cuidado de su familia, Verónica decidió llevarla a vivir con ella para cuidarla. Ahora ha iniciado un proceso para adoptarla.

Una enfermera de 34 años ha decidido adoptar a una anciana enferma de cáncer en Brasil. La técnica la conoció durante una visita médica a domicilio y se enteró del estado de abandono en que se encontraba la sexagenaria.

En el 2018, tras insistentes reclamos a la familia de la anciana, la llevó a vivir a su casa. Este año ha iniciado un proceso legal para adoptarla y espera que se complete con satisfacción.

La conmovedora historia de Verónica Grossi y doña María Martins Ferreira, de 59 años, inició hace once años, en la zona rural de Carangola. Según el portal de Bles, la enfermera se encontraba realizando visitas médicas a las casas de la zona. Fue ahí cuando se conocieron y establecieron rápidamente una amistad sólida.

“Me encantó de inmediato porque era muy comunicativa y querida”, señala Verónica.

Sin embargo, su presencia no era del todo bienvenida, ya que la hija de doña María y su yerno no miraban con buenos ojos a la enfermera. Pese a esto, Verónica continuó visitando a su paciente.

“A ella (su hija) y a su esposo no les gustaban mis visitas, pero seguí yendo de todos modos, y aún más porque me di cuenta de que María tenía problemas de salud y no la estaban cuidado”, relató.

Doña María se encontraba realmente en muy mal estado, casi no tenía cabello y su piel se veía escamosa, informó Sempre Familia. Durante varios años, Verónica inició una insistente batalla contra la familia de la anciana para poder seguir visitándola.

Con información de Libertad Digital