Demanda a clínica que usó su esperma sin autorización para engendrar a 17 niños

Un hombre asegura que una clínica de fertilidad en EE UU utilizó su esperma para engendrar al menos 17 niños, cuando el acuerdo inicial contemplaba la fecundación de cinco hijos.

Ahora, Bryce Cleary, exige una compensación de 5,25 millones de dólares.

Bryce donó su esperma cuando tenía 30 años, y más de 20 años después, contrató los servicios de la empresa Ancestry para conocer su árbol genealógico y descubrió que tenía más descendientes de lo esperado.

Otra de las acusaciones contra la clínica, perteneciente a la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón, fue que la mayoría de los descendientes se han concebido en el mismo estado, incumpliendo la condición de que los niños debían nacer fuera de Oregón para evitar que se conozcan o se involucren sentimentalmente entre sí.

Cleary se casó años después de la donación y tuvo tres hijos biológicos y adoptó una niña. Frente al reciente hallazgo, el hombre se enteró de que al menos dos de los niños concebidos a través de la clínica asistieron a la misma escuela y realizaron las mismas actividades que otros de sus hijos.

Asimismo, se mostró asombrado ante la idea de engendrar tantos individuos de un solo donante y «lanzarlos» a todos en la misma región.

El demandante enfatizó que las acciones de la clínica fueron «increíblemente irresponsables».

Una portavoz de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón señaló que la institución «trata cualquier acusación de mala conducta con la gravedad que merece». Sin embargo, expresó que no pueden emitir comentarios al amparo de sus obligaciones con la privacidad de los pacientes y la confidencialidad de la información de salud.

Con información de Actualidad RT