Gobierno quitará $9 millones al subsidio de gas en presupuesto 2020

La diputada del FMLN, Yanci Urbina, informó que el Presupuesto General de la Nación presentado el lunes por el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, presenta una disminución de $9 millones asignados al subsidio del gas. 

La parlamentaria del FMLN detalló que el Ministerio de Economía, responsable de entregar el subsidio al gas a la población salvadoreña, en el presupuesto para 2020 se le ha asignado la suma $64.54 millones, $9 millones menos que la asignación para 2019.

En ese sentido, Urbina manifestó que la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa solicitará explicación a las autoridades del Ministerio de Economía, para que detallen la disminución en el presupuesto 2020, específicamente en la disminución de $9 millones de asignación al subsidio del gas.

“En el presupuesto 2020, nos llama la atención el manejo de los subsidios, porque hemos visto que hay reducción. Vamos a revisar este dato porque es clave para proteger la economía de los salvadoreños”, señaló Urbina.

La población salvadoreña actualmente goza de subsidio al gas propano, energía eléctrica, transporte y agua; lo cuales son contribuciones que brinda el Estado a las familias salvadoreñas y sirven de soporte a la economía en los hogares.

“Hay que tener cuidado porque el tema de subsidio al gas es una demanda de la economía de las familias salvadoreñas y es un soporte; ese tema para nosotros es clave y vamos a poner los ojos en el tema de subsidios porque esa parte de protección de la economía de las familias la debemos seguir manteniendo”, expresó Urbina.

Recalcó que para revisar a detalle se invitarán a los titulares de cada institución a la Comisión de Hacienda, para discutir minuciosamente el presupuesto.

De aprobarse el Presupuesto General de la Nación con la disminución de $9 millones para la entrega de subsidio al gas, saldrían afectadas cerca de 34 mil familias que se quedarían sin goce de subsidio.

Con información de Verdad Digital

Premio Nobel de Economía: “El 90% de los que nacen pobres mueren pobres por más esfuerzo que hagan, el 90% de los que nacen ricos mueren ricos”

El Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, en su libro “El Precio de la Desigualdad, expone la mentira de la “meritocracia” y la teoría del “esfuerzo personal”, señalando que el 90% de los que nacen pobres mueren pobres por más esfuerzo o mérito que hagan, mientras que el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, independientemente de que hagan o no mérito para ello. En entrevista para CTXT señaló:

La desigualdad constituye el principal foco de atención de su trabajo. Sus tres últimos libros y su tesis doctoral hablan de ella. ¿Por qué debería preocuparnos?

Hay muchas y poderosas razones morales. En los últimos diez años la investigación ha empezado a poner de manifiesto lo negativa que resulta la desigualdad para la sociedad. Resulta mala incluso para los de arriba, que se convierten en personas diferentes -más endiosadas- gracias a ella. Como economista, me centro en estudiar por qué la desigualdad es mala para el rendimiento económico.

¿A qué se refiere cuando dice que la economía en su conjunto paga un alto precio por la desigualdad?

Crece más despacio y de manera menos sostenible. Incluso al 1% más pudiente debería preocuparle la desigualdad, por su propio interés. El periodo posterior a la segunda Guerra Mundial fue el de más rápido crecimiento económico y el de crecimiento más igualitario. Existe un un amplio consenso en torno a que ambos hechos estaban relacionados. Es decir, que fue el periodo de crecimiento económico más rápido precisamente porque las ganancias se compartieron.

Eso parece desacreditar la teoría del derroche económico…

Exacto. El ‘Trickle-down economics,’ o la economía del derroche, claramente no funciona. Nadie en su sano juicio defiende ya esos postulados. La pregunta es: ¿Cómo de mala es la desigualdad para la economía? Obviamente depende de su magnitud y de cómo se genera. Esto incluye la desigualdad creada por el poder monopolístico, o la desigualdad generada cuando los de abajo no tienen acceso a la educación, y por tanto la sociedad no utiliza todo el potencial de sus recursos humanos. Este tipo de desigualdades, características de Estados Unidos y, cada vez más, de Europa, constituyen un lastre para la economía.

En la introducción a The Great Divide escribe que, incluso desde niño, sentía que Estados Unidos no era la tierra de oportunidades que prometía ser. Explica también que el sueño americano se ha convertido en un mito, y que los motivos de la desigualdad son políticos. ¿Qué tipo de políticas han conducido al aumento y a la expansión de la desigualdad a lo largo su vida?

En primer lugar, el país nunca fue lo que nos han vendido. Me di cuenta de eso con mucha intensidad a medida que iba creciendo: nunca fue una tierra de igualdad, de oportunidades para los afroamericanos. La esclavitud acabó en la Guerra Civil, pero hoy seguimos mirando hacia otro lado ante la opresión y la falta de oportunidades, presentes todavía, como recuerda, con tanta fiereza, el movimiento Black Lives Matter. Ha sucedido algo más: nos hemos vuelto un país segregado económicamente. En otras palabras, los ricos blancos viven con ricos blancos, los pobres viven con otros pobres. Tenemos un sistema educativo ‘localista’, financiado por impuestos locales a la propiedad, de modo que si vives en una comunidad pobre te tocan colegios pobres, lo que da lugar a lo que yo llamo la transmisión intergeneracional de las ventajas y desventajas.

Usted describe cómo la desigualdad se perpetúa desde la guardería hasta la universidad. ¿Puede explicarlo?

Es fácil entenderlo pensado en un sitio como Columbia, una de las universidades de élite de este país. Como la mayoría de las universidades de élite, en el proceso de admisión no nos fijamos en la situación financiera del candidato. Se admite a estudiantes independientemente de su situación económica, y tenemos un fondo de dotación lo suficientemente grande como para compensar la diferencia entre el coste, que es de 70.000 dólares, y lo que la familia puede pagar. Muy generoso, en teoría. Pero cuando uno analiza las universidades de élite, donde el dinero no debería suponer una barrera, resulta que el porcentaje de la mitad más pobre de la población es de un 8% o 9%. ¿Cómo es posible? Estas universidades son una ganga. Si perteneces a la mitad más pobre, pueden darte 70.000 dólares al año. ¿Por qué la gente no acude en masa? La respuesta es que no han ido a los institutos que les preparan para entrar en estas universidades, y no han ido porque antes no fueron a los colegios adecuados. Y no fueron a esos colegios porque antes no fueron a preescolar y tampoco a las guarderías necesarias. Todo esto está relacionado con la segregación geográfica, y lo irónico de la llamada meritocracia es que se basa en que la gente adquiera las competencias necesarias para tener éxito en esa meritocracia, y los padres ricos pueden dar grandes ventajas a sus hijos.

También habla de las prácticas rentistas y la “financiarización” como motores de la desigualdad. ¿Por qué señala estas dos?

La rama de la teoría económica inspirada en los mercados competitivos –que lo explica todo a través de factores de oferta y demanda– no es un buen marco de referencia. En nuestra sociedad, hay mucha explotación, de diversos tipos –racial, de género, del poder monopolístico, en forma explotación de los trabajadores, los problemas de la gobernanza corporativa… Esto pone de relieve todos los fracasos del mercado. Una estadística que ilustra este hecho es que la productividad laboral ha seguido creciendo de forma bastante continua, pero hasta 1973 los sueldos y la productividad se movían en paralelo. Esto es lo que cabría esperar. Sin embargo, desde mediados de los años setenta la productividad sigue creciendo al mismo ritmo, pero los salarios se han estancado. ¿Por qué?

¿Cuál es su respuesta?

El poder de los monopolios aumenta los precios y por tanto baja los sueldos reales, y el eliminar la negociación colectiva los reduce aún más, lo que asfixia a los trabajadores. Así es cómo se debilita a los sindicatos. Dirigimos la globalización para que los trabajadores compitan con los trabajadores en China. Hay un sinfín de maneras en las que las reglas de juego han cambiado en perjuicio de los trabajadores, y el rentismo es uno de esos componentes.

¿La “financiarización” es otro?

El sector financiero ha crecido de un 2,5% a un 8% del PIB, y no hay ninguna prueba de que esto haya mejorado el rendimiento de la economía. Estos tipos son los maestros de la extracción de rentas, y han perfeccionado sus habilidades para quitar el dinero a la gente sin contribuir al progreso social. Crean riqueza arriba, pero también crean miseria abajo.

¿Cómo lo hacen?

Mediante préstamos abusivos, discriminando a las minorías, con las prácticas abusivas de las tarjetas de crédito, la usura… Cambian las leyes en su propio beneficio. En Estados Unidos, si pides un crédito de estudiante, no puedes cancelar la deuda aún estando en bancarrota casi en ningún caso. ¿Quién sería capaz de diseñar una estructura legal así? Los bancos. Eso es oprimir a los de abajo, y el dinero está yendo de abajo arriba. Además, han cometido innumerables fraudes. No terminaría nunca con la letanía de las cosas que han hecho. Jugaron un papel crucial al cambiar el marco económico entero para impulsar el cortoplacismo y la extracción de rentas rápidas en vez de invertir en la gente.

Usted ha analizado el modo en que funciona el sistema fiscal contra la reducción de la desigualdad. ¿Qué propone para combatir la evasión?

Los paraísos fiscales no son un acto de la naturaleza. De hecho, los crea el Congreso. Hemos creado un marco legal para que los ricos y las empresas, dentro de la ley, no paguen impuestos. Pero esto se puede cambiar. Se podría decidir que a aquellos que tienen el dinero en un territorio que huele mal se les impongan unos impuestos disuasorios. Por ejemplo, puedes decirle a cada americano que tiene que declarar toda su riqueza a nivel global, también la que tenga en las Islas Caimán. Ya que estas no están sujetas a los principios de transparencia, vais a pagar un sobreimpuesto del 80%. Así acabaríamos con los paraísos fiscales en una noche.

Usted defiende que la desigualdad de ingresos está relacionada con la desigualdad de oportunidades. ¿Cuál es la prueba? Le pregunto esto porque algunos afirman que la desigualdad no supone un problema, siempre que haya igualdad de oportunidades.

Cuando uno compara los datos de diversos países, aquellos que tienen un nivel alto de desigualdad tienen un bajo nivel de igualdad de oportunidades, medido de cualquier manera estándar. Eso es un hallazgo empírico.

¿Con igualdad de oportunidades, quiere decir…?

Movilidad social. La medida estándar es la correlación entre los ingresos y la educación de los padres y los hijos. Hay otras maneras de hacerlo, por ejemplo, ¿cuál es la proporción de aquellos que están en el cuartil de abajo que consiguen llegar al cuartil de arriba? Ahí tenemos un patrón sistemático.

¿Por qué pasa eso?

Los padres que tienen dinero pueden dar a sus hijos más oportunidades educativas. Las sociedades que reducen la desigualdad de oportunidades han hecho más esfuerzos para convertir la educación pública en una herramienta igualitaria, empezando por la educación preescolar.

Ha mencionado el movimiento Black Lives Matter. Hay mucho debate sobre las injusticias del sistema judicial en EEUU. Usted opina que también están conectadas a la desigualdad…

Sí, de muchas formas. Si eres rico en este país, tienes un sistema de justicia. Si eres pobre, tienes otro sistema de justicia bien diferente. Si tienes una onza de marihuana –te caen cinco años de cárcel. Si robas dinero de manera deshonesta en el sistema bancario, lo que es un robo, un fraude masivo –nadie ha sido condenado. Tenemos un sistema legal que protege a los ricos y manda a la cárcel a los pobres.

La ANEP toma control de la economía y se reinstala el neoliberalismo en El Salvador

“Se terminaron las persecuciones al sector privado”: ROLANDO CASTRO, MINISTRO DE TRABAJO.

“Se terminaron las persecuciones al sector privado, se terminaron los malos tratos al sector productivo”, fueron las palabras del Ministro de Trabajo, Rolando Castro en la instalación del Consejo Superior del Trabajo (CST) este lunes con fuertes medidas de seguridad.

Pese a que fue un evento a nombre de los trabajadores y trabajadoras salvadoreñas, el ceño se dio a favor de quienes cuentan con todas las prerrogativas, leyes y recursos del Estado desde la visión mercantilista: el sector empresarial que en la historia de El Salvador impone bajo salarios, explotación sistemática, despojo de bienes comunes y acaparación de las compras del Estado.

El 1 de junio de 2016, durante una sesión de Consejo Nacional del Salario Mínimo (CNSM), los representantes de sector laboral, Israel Huiza y Miguel Ramírez votaron a favor de la propuesta de ANEP para aumentar $0.20 centavos, cerca del 15% en tres años. El presidente de la República decidió devolver el acuerdo, para luego lograr la mayoría califica dentro de la tripartita para nivelar el sueldo mínimo a $300 dólares mensuales.

Aunque según el funcionario “los seis años de inactividad del Consejo produjo que el Estado salvadoreño fuera reconocido, como uno de los países a nivel global, con más violaciones a los derechos laborales”, por parte de los empresarios.

“Estamos a horas de cerrar una página negra de la historia de nuestro país, en materia laboral y abrir una nueva página donde se garanticen certidumbre política y reglas claras”, dijo Castro, a favor de los empresarios y en detrimento de la clase trabajadora.

Asimismo, declaró que anteriormente en este Ministerio no se privilegiaba la verdadera representatividad en lo laboral y sindical,
sino que se hacían actos arbitrarios, señaló sin mencionar la voz de la clase trabajadora salvadoreña.

Por su parte, Leonardo Ferreira, subdirector regional de la OIT, detalló que espera que con la instalación del nuevo CST sea el inició de un proceso productivo que permita construir mejores condiciones laborales del país.

Con respaldo empresarial, Luis Cardenal, presidente de la ANEP y vicepresidente del sector empleados comentó que “es para nosotros un día de gran satisfacción y orgullo estar reinstalando o inaugurando el CST, una instancia tripartita de diálogo”, pese a que ellos en el pasado abandonaron la instancia por su desacuerdo por el aumento del salario mínimo.

“Lo que puede decir, es que en los último seis años, hemos aprendido lo que no debemos hacer y como no debemos de comportarnos, esta dinámica debe servir para fomentar la cultura del diálogo, acercamiento y cordialidad donde se priorice que somos salvadoreños y queremos vivir en paz y progreso, creando los empleos necesarios”, recalcó pese a que en el capitalismo para el sector empresarial crear empleos significa aumento de la tasa de explotación, bajos salarios y nulas prestaciones.

Vilma de Huezo, vicepresidenta del sector trabajador afirmó que “el diálogo social como expresión civilizada entre los trabajadores,
empleadores y Gobierno en El Salvador es una práctica poco desarrollada y sin la suficiente atención”.

Además, la representante de sector sindical habló de incrementar la producción, retomar el pacto salvadoreño para el empleo, un nuevo
sistema de pensiones para retirarse con dignidad y no en la mendicidad, reformas a la Ley del Seguro Social que permita que este
se modernirce y este a la altura de las nuevas necesidades de la población, reformas a la Ley de Organización y Funciones del Sector
Trabajo y Previsión Social, y a la Ley de Procedimientos Administrativo, que se discuten en la Asamblea Legislativa.

Cabe destacar, que a las puertas de aprobar un reforma al antiguo Sistema de Pensiones administrado desde 1998 de forma voraz por las AFP´s en febrero de 2016, lanzó una campaña mediática denominada el “Robo del Siglo” ante la amenza de crear un “Sistema Público de Pensiones”, propuesto por el Ejecutivo. También, acá se aborda la necesidad de crear una reforma a la Ley del Seguro Social, para presuntamente volverlo “más moderno”, elementos utilizados anteriormente por la derecha para privatizar servicios como telefonía, banca, pensiones y electricidad.

Actualmente, trabajadores del seguro social alertaron sobre la privatización del sector salud.

Denunciaron que un dia después de la instalación del Consejo, un grupo de golpistas irrumpieron en su sede para amenazar a los trabajadores que se mantienen en lucha, presumiblemente fueron agentes del Estado.

Con información de Dimensión Infinito

Avianca logró prorrogar el pago del 86,4% de su deuda de $550 millones

Desde el pasado 14 de agosto Avianca Holdings se encontraba negociando con sus acreedores una reestructuración de su deuda de US$550 millones, bonos que debían pagarse en mayo de 2020, para prorrogar el pago de estas obligaciones hasta mayo de 2023. Es decir, la aerolínea buscaba que los acreedores intercambiaran sus papeles (bonos) actuales por bonos con un vencimiento tres años posterior.

Las discusiones con los tenedores de sus bonos estaban previstas para terminar este miércoles 11 de septiembre a las 23:59, y este jueves la aerolínea informó que logró refinanciar su deuda con el 86,4 % de participación.

Es decir, hasta el momento Avianca logró aplazar hasta mayo de 2023 el pago de del 86,4 % de su deuda de US$550 millones, equivalentes a US$475,2 millones. Un respiro para una aerolínea que que tan solo en el primer semestre de 2019 tuvo pérdidas por US$475 millones.

Avianca dijo que “trabaja aceleradamente en formalizar los consentimientos necesarios de los otros acreedores, bancos e instituciones financieras, para otorgar las garantías ofrecidas en el intercambio. Mientras se concretan, la empresa ha extendido el cierre de la transacción hasta el 25 de septiembre. Durante este período aquellos bonistas que no hayan participado lo podrán hacer”. Lo que indica que el porcentaje de intercambio de sus bonos (86,4 %) podría seguir subiendo.

Frente al proceso de reestructuración de la deuda el vicepresidente financiero de la compañía, Adrián Neuhauser, dijo: “Estamos muy agradecidos de la amplia participación, este alto porcentaje demuestra la confianza de los bonistas en el plan de largo plazo que ha trazado la compañía y que consiste en reducir los niveles de endeudamiento, aumentar los flujos de caja y optimizar la rentabilidad y la eficiencia operacional”.

¿Cómo fue el proceso?

Lo que Avianca estaba ofreciéndoles a los acreedores era intercambiar sus bonos actuales, que vencían en mayo de 2020, por títulos que venzan en mayo de 2023. Claramente la aerolínea debía dar incentivos y seguridad para que aceptaran esta oferta: por eso la tasa de interés de esta nueva deuda tendría un incremento desde el 8,375 hasta el 9 %. Además, se da como garantía parte de la flota de aviones y la marca Avianca.

Esta reestructuración tenía dos condiciones simultáneas, que dependían entre sí: el intercambio de los bonos estaba sujeto al préstamo de US$250 millones que United le daría a Avianca. Pero al mismo tiempo United había mencionado que requería que más de la mitad de los acreedores aceptaran la reestructuración de la deuda, pero nunca especificó el porcentaje ideal. Sin embargo, este jueves se conoció que Avianca logró satisfacer a United.

John Gebo, vicepresidente senior de Alianzas de United Airlines dijo: “en cuanto a nuestra oferta previamente anunciada de otorgar financiamiento por US$ 250 millones, en conjunto con Kingsland, a Avianca Holdings, nos complace anunciar que este logro es suficiente para satisfacer nuestro requerimiento con respecto a este intercambio. El compromiso de financiamiento sigue sujeto al cumplimiento de otras condiciones, incluyendo ciertos compromisos y waivers por parte de los otros acreedores y socios comerciales de Avianca Holdings.”

Con información de El Espectador

Paquetazo a tu bolsillo: hasta $0.16 más por galón de combustible

Después de regodearse el gobierno de Nayib Bukele, con aparentes y poco durables disminuciones en los precios de los combustibles, a partir de mañana martes 16 de julio, se anunciaron incrementos hasta de $0.16 centavos por galón de combustible.

Los incrementos fueron anunciados por el ministerio de Economía (MINEC) y estarán vigentes del 16 al 29 de julio.

El golpe al bolsillo de los salvadoreños se refleja de la siguiente manera: la gasolina especial (superior) aumentará $0.16 en las tres zonas del país; la gasolina regular aumentará $0.13 en las zonas central y oriental del país, en la zona occidental aumentará $0.12; mientras que el diésel bajo en azufre aumentará $0.06 en las zonas central y occidental del país, en la zona oriental aumentará $0.07.

Ministra de Economía anuncia recorte de subsidios

La nueva ministra de Economía, María Luisa Hayem, anunció este día una nueva focalización de subsidios “para que lleguen solamente a las personas que lo necesitan”.

El presidente Bukele durante su discurso inaugural dijo que al pueblo le tocará “tomar medicina amarga”.

FMI advierte que Bukele incrementará el IVA y quitará subsidios

Luces de alerta se han encendido en sectores sociales y populares de El Salvador, debido a la amenaza económica de un incremento hasta el 15% del IVA, así como la supresión de subsidios y despidos masivos en el sector público a partir del 1 de junio próximo.

Escudándose en las indicaciones del Fondo Monetario Internacional, quien ha advertido que para lo que resta del 2019 y el próximo 2020, El Salvador deberá hacer grandes ajustes económicos, poniendo en peligro las astrales propuestas de campaña de Bukele, por lo que para “mejorar” las finanzas públicas incrementando el 13% al 15% el IVA, así como crear un impuesto predial y despidos de empleados públicos.

Dichas acciones fueron propuestas por el FMI desde la administración del expresidente Mauricio Funes, por lo que durante esa y la siguiente administración del presidente Salvador Sánchez Cerén, se implementaron políticas sociales y económicas que permitieron subsanar algunas necesidades básicas de los sectores más necesitados, a través de la entrega de subsidios y otros beneficios que con la llegada de Bukele serán cancelados.

El FMI afirmó recientemente que en la última década El Salvador “ha dado pasos importantes en materia de desarrollo social: la pobreza, la desigualdad y la migración a Estados Unidos disminuyeron, particularmente después de 2015, gracias a un gasto social sostenido y una economía en crecimiento”.

FMI elogia políticas gubernamentales para la disminución de la pobreza y la desigualdad

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), concluyó la Consulta del Artículo IV con El Salvador, correspondiente a 2019, y reconoce los avances en materia de desarrollo social, que han disminuido la pobreza, la desigualdad y la migración a Estados Unidos.

Para el FMI, los avances en materia social de las últimas dos administraciones regidas por el FMLN, se debe a un gasto social sostenido y una economía en crecimiento.

Los directores ejecutivos elogiaron las políticas impulsadas por las autoridades, que llevaron al país a un sólido desempeño macroeconómico y la disminución de la pobreza y la desigualdad. Reconocen también que los riesgos continúan inclinándose a la baja.

Asimismo, aplaudieron los esfuerzos realizados por el gobierno en pro de la consolidación fiscal y las leyes fiscales de reciente aprobación, incluida la revisión de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Los esfuerzos continuados por mejorar el clima de negocios y la competitividad a través de la implementación del Plan El Salvador Seguro, las mejoras regulatorias que contribuyen a completar la unión aduanera del Triángulo Norte, así como las políticas que estimulan la formación de capital humano.

El sector bancario está bien capitalizado y aplaudieron el reciente progreso logrado en el ámbito de la supervisión bancaria transfronteriza y basada en el riesgo, expresaron.

Asimismo, respaldaron las medidas adoptadas hace poco para mejorar la gobernabilidad, la lucha contra la corrupción y los marcos Contra el Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo.

Datos de ABANSA y BCR indican sanidad económica en el país

La Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA) y el Banco Central de Reserva (BCR), dieron a conocer datos positivos a la Comisión Financiera de la Asamblea Legislativa, donde destaca el acceso al crédito por parte del sistema financiero hacia los empresarios o personas naturales.

Las diputadas por el FMLN, Margarita López y Eunice Hernández, consideran favorable la información que demuestra la sanidad económica de El Salvador.

Por su parte, el representante de ABANSA, RAúl Cardenal, informó que “es necesario seguir eliminando las barreras al crédito”, sin embargo, el crédito crece 6%, acompañado del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), que ronda el 2%; y el crédito al sector productivo creció 8%.

“El sistema financiero ha colocado $1,629 millones de dólares en créditos en las micros, pequeñas y medianas empresas, un crecimiento del 15% a marzo de 2019, en relación al año pasado”, detalló.

Para Evelyn Gracias, del departamento de normas del sistema financiero, “el acceso al crédito está ligado a la liquidez con que cuenta el sistema bancario. La banca estatal evalúa esto permanentemente y califica positiva las iniciativas legislativas que acompañan la estabilidad económica”.

La diputada Margarita López, indicó que estos datos son un signo positivo y demuestran que contamos con una buena economía en el actual gobierno. “Los señores de ABANSA dicen que el país crece en una forma saludable…significa que las políticas económicas implementadas por los gobiernos del FMLN han dado resultado”.

Modelo económico boliviano ya es admirado y envidiado a nivel internacional

La revista especializada Forbes publicó en su página web un artículo en el que destaca las ventajas y bondades del modelo económico de Bolivia, cuyo impacto positivo ha permitido que ese país encabece en estos últimos seis años un marcado crecimiento financiero sobre otras países del continente, debido principalmente al proceso de nacionalización de las empresas básicas y la redistribución de la riqueza.

De acuerdo con Forbes, este modelo surgió por la necesidad de enfrentar de otra manera el entorno económico, ya que entre 1985 y 2005, el neoliberalismo no logró amalgamar los aspectos sociales y económicos, al basarse en un modelo de mercado que no dio ningún beneficio para Bolivia.

En ese sentido, el ministro Luis Arce Catacora fue entrevistado por la revista y señaló que se tuvo que hacer un plan a la medida, sin llegar a copiar modelos foráneos. “Tomamos las decisiones en el rumbo correcto, porque pensamos en la población más pobre”, expresó Arce.

Asimismo, el ministro de Economía argumentó que, para sostener tal estrategia, fue necesario identificar cuáles eran las mayores fortalezas de Bolivia como el gas y el petróleo, con el fin de producir excedentes capaces de generar mayores ganancias que fueran redistribuidas a la población más vulnerable. Esto fue un elemento clave para la reducción de la pobreza extrema de 38,2% (en el año 2005) a 17,1% (en 2017).

Finalmente, la revista mexicana sostuvo que Bolivia se perfila una proyección de crecimiento similar al 2018, por lo que el impulso de la inversión pública permitirá que la economía siga mostrando un ritmo de expansión, datos que la Comisión Económica para América Latina.

Con información de www.boliviatv.bo