BCIE entregará a Centroamérica 180,000 kits de prueba para detectar covid-19

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) entregará en los próximos días 180.000 kits para diagnosticar el covid-19 en los países de la región, dijo a Efe el presidente de la institución, Dante Mossi.

Los kits fueron comprados a Corea del Sur, un socio extrarregional del Banco, y se está a la espera de que lleguen a Tegucigalpa para ser distribuidos, seguramente a partir de la próxima semana, al resto de la región centroamericana con la excepción de Belice, explicó Mossi.

Se trata de kits de diagnóstico compatibles son los sistemas sanitarios de todos los países centroamericanos menos Belice, que por eso “declinó la donación”.

Los presidentes centroamericanos “nos indicaron el problema serio de suministros de los kits del coronavirus, porque todos los países del mundo los están demandando y los que Centroamérica tenía, en esencia, habían sido donaciones de entidades regionales”, comentó Mossi.

Ante la situación, el Banco acudió a sus “socios y Corea accedió a vender material de prueba que fuera compatible con los sistemas que ya tenía Centroamérica (…) a un precio de 10 dólares cada kit, e hicimos una sola compra (…) el BCIE iba a ser una donación en especie y va a salir más o menos a 25.000 kits por cada país”, añadió.

“Lo importante de esto es el precio, 10 dólares por kit, y que se está despachando en medio de una emergencia global, porque todo el mundo quiere estos kits”, indicó Mossi.

Esta dotación “es parte de una respuesta muy inmediata”, y los países “han tratado hacer compras por su lado también, Honduras va a intentar usar a Corea para comprar, esperamos que sea exitosa y estamos facilitando también esa compra de 200.000 kits más para Honduras”.

“Lo valioso de este ejercicio es que se prueba que los socios extrarregionales son muy ventajosos porque son países que tiene otra experiencia, han sido muy exitosos con sus políticas de retener el contagios”, valoró el presidente del BCIE.

El BCIE fue fundado en 1960 y cuenta con Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Belice como miembros regionales, y como extrarregionales México, Taiwán, Argentina, Colombia, España, Cuba y Corea del Sur.

Se define como una institución financiera multilateral de desarrollo cuyos recursos se invierten continuamente en proyectos con impacto en el desarrollo para reducir la pobreza y las desigualdades, fortalecer la integración regional y la inserción competitiva de los socios en la economía mundial, otorgando especial atención a la sostenibilidad del medioambiente. 

Con información de El Economista