Alcaldía capitalina a escrutinio fiscal por malversación de fondos en tasas municipales

La Corte de Cuentas de la República (CCR), ha iniciado una auditoría sobre el uso de fondos de las tasas municipales por recolección de desechos sólidos en la alcaldía de San Salvador.

La medida responde a una denuncia ciudadana por el retraso de la comuna para pagar a la empresa de Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDES), por lo que la municipalidad fue notificada el pasado 3 de junio sobre la realización de un “examen especial a los fondos”, en el periodo comprendido “del 1 de mayo de 2018 al 31 de mayo de 2019”.

La denuncia fue interpuesta por el representante legal de MIDES, ya que la municipalidad adeuda casi $3 millones de dólares a la empresa, pese a que esta brindó el servicio de disposición final de desechos durante el periodo a fiscalizar.

Para los abogados de MINES, el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt no empleó los fondos obtenidos de las tasas municipales en concepto de manejo de desechos sólidos para el uso que fueron creados.

Asimismo, Muyshondt aseguró públicamente que no pagaría ni un centavo a MIDES si hacían reclamos, exigían pago y denuncias. MIDES, por su parte, señala que existen indicios de malversación de fondos, por lo que interpusieron una denuncia contra el concejo municipal.

El pago adeudado a MIDES continúa sin ser cancelado, pese a que la municipalidad obtuvo fondos para pagar la deuda contraída con una titularización de valores, por lo que los abogados de la empresa consideran que dicho acto se constituiría en una segunda malversación de fondos.

La fiscalización de la CCR sobre los fondos inició este 10 de junio.