$1 millón de dólares para traspaso de mando serviría para reparar 300 escuelas

Este día, el presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, solicitó al pleno el refuerzo presupuestario de Relaciones Exteriores por $1 millón de dólares que serán utilizados para el traspaso de mando del presidente electo Nayib Bukele, el próximo 1 de junio.

En la misiva, Quijano sobre la urgencia de contar con la disponibilidad presupuestaria para cumplir con los procesos. Sin embargo, Bukele habría dicho en una oportunidad que “celebraría con el pueblo”, pero la realidad es otra.

Con el millón de dólares que se gastarán en actos protocolarios, seguridad, canopis, sonido, decoración y hasta el agua que se dará durante el evento, podrían repararse al menos 300 escuelas públicas que se encuentran deterioradas.

Las escuelas, especialmente en zonas rurales, se ven afectadas por techos quebrados, sanitarios en mal estado o de fosa séptica, carencia de agua potable, pupitres en mal estado o pintura para el borrado de grafitis en aquellos centros de estudio donde hay presencia de pandillas, entre otros.

Aunado a ello, la carencia de espacios de esparcimiento, bibliotecas, área de comedores también afectan a un sinnúmero de centros escolares a lo largo y ancho del país.

Un millón de dólares que se gastará en pocas horas durante un día, cuya única huella en la población será un presidente más, dejando en el olvido a miles de niños y adolescentes que no poseen una infraestructura adecuada que vaya acorde a las exigencias “del nuevo milenio” como anunciara Bukele en su plan de gobierno.